Describen el mecanismo patogénico de la lipodistrofia generalizada adquirida

U754 CIBERER que lidera María Teresa Caballero en el Hospital La Paz-IdiPAZ.
CIBER | viernes, 16 de septiembre de 2022

Investigadores de la U754 CIBERER que lidera María Teresa Caballero en el Hospital La Paz-IdiPAZ han descrito el mecanismo patogénico por el que los autoanticuerpos dirigidos contra la proteína Perilipina-1 (PLIN1) causan la lipodistrofia generalizada adquirida. Además, han validado la utilidad de estos autoanticuerpos como marcador para el diagnóstico y el pronóstico de esta enfermedad.

Las causas de esta patología eran en gran medida desconocidas y su diagnóstico estaba limitado al no existir marcadores bioquímicos diagnósticos ni pronósticos que permitieran predecir su desarrollo y gravedad. Estudios previos de este grupo de investigación habían demostrado que estos anticuerpos afectaban al normal funcionamiento de los adipocitos. El nuevo trabajo, publicado en la revista Diabetes, ha permitido describir cómo los anticuerpos son capaces de introducirse en el adipocito, bloqueando un sitio relevante en PLIN1 para la regulación de la lipólisis (degradación de los lípidos).

Los investigadores han logrado reclutar un total de 40 pacientes con la enfermedad, lo que supone una de las mayores cohortes publicadas hasta el momento.

Esta investigación ha sido coordinada por Margarita López Trascasa, anterior jefa de grupo de la U754 CIBERER, y Fernando Corvillo, contratado del CIBERER en este mismo equipo. Este trabajo ha contado con la participación de grupos clínicos de relevancia mundial en el ámbito de las lipodistrofias, como el grupo del doctor David Araújo Vilar (Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela), el grupo de la doctora Rebecca Brown (NIH) y el grupo del doctor Ferruccio Santini (Hospital Universitario de Pisa, Italia).

La línea de investigación en lipodistrofias de la U754 CIBERER se enmarca en el convenio de colaboración entre CIBERER y la Asociación Internacional de Familiares y Afectados de Lipodistrofias (AELIP). Esta última organización de afectados es la que aporta los fondos para la actividad científica.

Sobre las lipodistrofias

Las lipodistrofias son un conjunto de enfermedades raras que se caracterizan por una pérdida de tejido adiposo. Atendiendo a sus causas, pueden ser congénitas (genéticas) y adquiridas. La pérdida de tejido adiposo puede afectar al cuerpo entero (generalizadas), solo a ciertas regiones bien delimitadas (parcial) o a pequeñas áreas bajo la piel (localizadas). Se han descrito más de 1.000 casos en el mundo, con una prevalencia menor de 1:1.000.000.

Algunas formas de lipodistrofia predisponen a los pacientes a desarrollar resistencia a la insulina y a las complicaciones asociadas a este estado, como diabetes mellitus, hipertrigliceridemia, esteatosis hepática, ovario poliquístico y acantosis nigricans. La gravedad de estas complicaciones depende del subtipo, la extensión de pérdida de grasa, la edad y el sexo.

La lipodistrofia generalizada adquirida, también conocida como síndrome de Lawrence, se caracteriza por la pérdida de tejido adiposo durante la niñez o la adolescencia, que afecta casi a la totalidad del cuerpo, precedida o seguida por manifestaciones autoinmunes en otros órganos. Se trata de un síndrome con graves trastornos metabólicos que conlleva un aumento del riesgo cardiovascular. Los afectados por esta enfermedad también suelen padecer hipertrigliceridemia grave o la esteatosis hepática. Es más común en mujeres que en hombres con una proporción de 3 a 1.

 

Referencia del artículo:

Fernando Corvillo, Brent S. Abel, Alberto López-Lera, Giovanni Ceccarini, Silvia Magno, Ferruccio Santini, David Araújo-Vilar, Rebecca J. Brown, Pilar Nozal, Margarita López-Trascasa; Characterization and Clinical Association of Autoantibodies Against Perilipin 1 in Patients with Acquired Generalized Lipodystrophy. Diabetes 2022; db211086. https://doi.org/10.2337/db21-1086