Identifican un nuevo gen involucrado en tumores neuroendocrinos hereditarios

miércoles, 1 de abril de 2015

Una investigación liderada por los doctores Alberto Cascón y Mercedes Robredo, de la U706 CIBERER que lidera el doctor Javier Benítez en el CNIO, ha descrito la presencia de mutaciones en el gen MDH2 en una familia con tumores neuroendocrinos muy poco frecuentes pero con un alto componente hereditario, los feocromocitomas y los paragangliomas, que afectan a las glándulas suprarrenales y a los paraganglios –grupos de células cromafines del sistema nervioso central-, respectivamente. En esta investigación, que se publica en la revista Journal of the National Cancer Institute, han participado también investigadores de la U743 que lidera la doctora Jorgina Satrústegui en el Centro de Biología Molecular "Severo Ochoa" (CSIC-UAM).

Los feocromocitomas y los paragangliomas son enfermedades raras, cuya incidencia es de 3-8 casos por millón de habitantes. A pesar de esta baja incidencia, representan todo un paradigma dentro del cáncer hereditario, pues son los tumores con mayor predisposición hereditaria conocida: alrededor de un 50% de los pacientes transmite y/o hereda la susceptibilidad a desarrollarlos.

Hasta la fecha se habían identificado once genes principales cuyas mutaciones causan feocromocitomas y paragangliomas. De estos, seis estaban implicados en el metabolismo celular, y más concretamente en el ciclo de Krebs, que es la maquinaria utilizada por las células para quemar el oxigeno y obtener así energía para su funcionamiento.

Mejora del diagnóstico genético

Los feocromocitomas y los paragangliomas son tumores generalmente benignos, aunque en torno al 10-25% de los pacientes desarrollan metástasis. Este es el caso de los pacientes con mutaciones en los genes del ciclo de Krebs, en los que las probabilidades de metástasis aumentan hasta un 50%.

Por esta razón, “es muy importante el diagnóstico genético de estos pacientes. La identificación del nuevo gen no sólo favorecerá este diagnóstico antes de que desarrollen la enfermedad, sino que también ayudará a identificar aquellos con mayor tendencia a metastatizar”, explica Cascón.

Las conclusiones del estudio sugieren dirigir los esfuerzos hacia la búsqueda de nuevas anomalías metabólicas en pacientes con estos tumores. “Ahora mismo estamos en colaboración con el consorcio europeo ENS@AT (http://www.ensat.org/), destinado al estudio de tumores adrenales, para seguir investigando la implicación deMDH2 en la enfermedad. Al tratarse de enfermedades raras, solo así podremos obtener un número significativo de pacientes a los que poder trasladar los resultados”, explican los científicos.

Artículo de referencia:

Whole-Exome Sequencing Identifies MDH2 as a New Familial Paraganglioma Gene. Alberto Cascón, Iñaki Comino-Méndez, María Currás-Freixes, Aguirre A. de Cubas, Laura Contreras, Susan Richter, Mirko Peitzsch, Veronika Mancikova, Lucía Inglada-Pérez, Andrés Pérez-Barrios, María Calatayud, Sharona Azriel, Rosa Villar-Vicente, Javier Aller, Fernando Setién, Sebastian Moran, Juan F. Garcia, Ana Río-Machín, Rocío Letón, Álvaro Gómez-Graña, María Apellániz-Ruiz, Giovanna Roncador, Manel Esteller, Cristina Rodríguez-Antona, Jorgina Satrústegui, Graeme Eisenhofer, Miguel Urioste, Mercedes Robledo. Journal of the National Cancer Institute.

doi: 10.1093/jnci/djv053