Eva Richard obtiene una ayuda de investigación de la Fundación de Acidemia Propiónica norteamericana

La U746 CIBERER que lidera Belén Pérez en el CEDEM-CBM-UAM.
CIBERER | martes, 5 de marzo de 2019

Eva Richard, investigadora del grupo dirigido por Lourdes Ruiz Desviat en la U746 CIBERER que lidera Belén Pérez, ha obtenido una ayuda de investigación de la Fundación de Acidemia Propiónica norteamericana para un proyecto basado en la generación de cardiomiocitos a partir de células madre pluripotentes inducidas (iPSC) como un nuevo modelo celular de esta enfermedad rara.

La acidemia propiónica (AP), una de las acidurias orgánicas más frecuentes, está causada por defectos en cualquiera de los genes PCCA o PCCB que codifican las subunidades de la enzima mitocondrial propionil-CoA carboxilasa, que interviene en el catabolismo de algunos aminoácidos, ácidos grasos de cadena impar y colesterol, y que cataliza la carboxilación del propionil-CoA en metilmalonil-CoA, que eventualmente entra en el ciclo de Krebs como succinil-CoA.

El tratamiento actual basado en la restricción dietética y suplementación con carnitina permite a los pacientes la supervivencia hasta la edad adulta, siendo totalmente inefectivo en la prevención del déficit neurológico y del desarrollo de complicaciones potencialmente letales como son las cardiomiopatías. Los problemas cardiacos, disfunción cardiaca y arritmias principalmente, pueden desarrollarse en pacientes infantiles o en adultos y es una de las principales causas de mortalidad y morbilidad en pacientes con esta enfermedad.

El objetivo principal del proyecto es la generación de un nuevo modelo celular de enfermedad basado en la obtención de cardiomiocitos derivados de iPSC de pacientes con AP. Tras la diferenciación de las iPSC a cardiomiocitos, el proyecto pretende analizar la función mitocondrial y el estrés oxidativo, que son unos de los principales contribuyentes en la fisiopatología de la enfermedad. Además, para identificar nuevas vías alteradas se usarán técnicas de alto rendimiento como RNAseq y el análisis de miRNAs, y se evaluarán los efectos beneficiosos de diferentes compuestos terapéuticos.

Los resultados que se deriven del proyecto serán relevantes para la enfermedad, ya que brindarán información sobre los procesos biológicos afectados y, por lo tanto, proporcionarán herramientas y modelos para la identificación de nuevos tratamientos para la AP.

La Fundación de Acidemia Propiónica (PAF) norteamericana está formada por un gran número de pacientes y sus familias y por asesores clínicos. Tiene como objetivo encontrar tratamientos que ayuden a la mejora de la calidad de vida de los pacientes, así como construir un futuro en el que la AP se pueda prevenir y que cada individuo afectado pueda curarse y tener una vida productiva. Para este propósito, aparte del soporte y apoyo a los individuos afectados por esta enfermedad rara, la PAF ofrece una convocatoria competitiva anual a nivel mundial para financiar proyectos de investigación.