Identifican cambios en la estructura cerebral relacionados con las alteraciones cognitivas y de comportamiento en ELA

CIBER | miércoles, 16 de septiembre de 2020

Un reciente estudio confirma que las alteraciones cognitivas y conductuales en pacientes con esclerosis lateral amiotrófica (ELA) se deben a cambios en las regiones frontales y temporales del cerebro.

En la investigación, coordinada por Ricard Rojas-Garcia, de la U762 CIBERER que lidera Eduard Gallardo en el Hospital Sant Pau, ha participado Noemí de Luna, del mismo grupo, y miembros de la Unidad de Memoria de este mismo hospital, que forma parte del CIBERNED.

Hasta hace pocos años la ELA era considerada una enfermedad neurodegenerativa que causaba una pérdida de fuerza progresiva con preservación de las funciones intelectuales. Sin embargo, en los últimos años se ha comprobado que los pacientes con ELA pueden presentar con frecuencia cambios cognitivos y de personalidad que pueden parecerse a los observados en las demencias frontotemporales, otro grupo de enfermedades neurodegenerativas que causan un cambio progresivo de personalidad o deterioro del lenguaje.

La falta de reconocimiento previa de los cambios cognitivos y conductuales en los pacientes con ELA puede explicarse por varios motivos entre los que se incluyen la escasez de instrumentos adaptados para estos pacientes (que suelen presentar problemas para hablar o escribir) y la falta de precisión de las medidas de neuroimagen convencionales para capturar los cambios cerebrales en estos pacientes.

Los autores del estudio, publicado en la revista Neurology, han caracterizado los cambios cognitivos y conductuales en un grupo de pacientes con ELA y demencias frontotemporales diagnosticados en el Hospital Sant Pau. Además, han realizado una resonancia magnética cerebral para medir los primeros cambios cerebrales que se producen en las enfermedades neurodegenerativas con una nueva técnica de resonancia magnética cerebral, la medida de la difusividad media cortical.

El principal hallazgo de este trabajo ha sido que los pacientes con cambios cognitivos o conductuales mostraron cambios cerebrales en las regiones frontales y temporales que se parecen a las observadas en las demencias frontotemporales.

Además, el rendimiento cognitivo se relacionó con los cambios cerebrales detectados con esta nueva técnica. La difusividad media cortical es útil para cuantificar estos cambios y entender cómo afectan a la progresión clínica de los pacientes con ELA.

Los autores esperan que esta información contribuya a la mejora del diagnóstico y al diseño de ensayos clínicos que permitan testar nuevos tratamientos para la ELA.

 

Artículo de referencia:

“Cortical microstructure in the amyotrophic lateral sclerosis-frontotemporal dementia continuum”. Ignacio Illán-Gala, Victor Montal, Jordi Pegueroles, Eduard Vilaplana,  Daniel Alcolea, Oriol Dols-Icardo, Noemí de Luna, Janina Turón-Sans, Elena Cortés-Vicente, Luis Martínez-Román, Ma Belén Sánchez-Saudinós, Andrea Subirana, Laura Videla, Isabel Sala, Isabel Barroeta, Sílvia Valldeneu, Rafael Blesa, Jordi Clarimón, Alberto Lleó, Juan Fortea, Ricard Rojas-García. Neurology

DOI: 10.1212/WNL.0000000000010727