Un vector de terapia génica para tratar la deficiencia en piruvato quinasa es declarado medicamento huérfano en Estados Unidos

María García, José Carlos Segovia y Susana Navarro, investigadores de la U710 CIBERER
CIBERER | martes, 5 de abril de 2016

La Food and Drug Administration (FDA), la agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de los medicamentos, ha designado el “Vector lentiviral conteniendo el gen piruvato quinasa de hígado y eritroide (PKLR)” como nuevo medicamento huérfano para el tratamiento de la deficiencia en piruvato quinasa, una enfermedad rara hereditaria que afecta al metabolismo energético de los glóbulos rojos y provoca anemia, entre otros síntomas. Los trabajos para desarrollar este medicamento han sido dirigidos por el doctor José Carlos Segovia, investigador de la U710 CIBERER que lidera el doctor Juan Antonio Bueren.

La declaración de medicamento huérfano por parte de la Oficina de Desarrollo de Productos Huérfanos de la FDA, que se une a la que ya obtuvo este vector lentiviral por parte de la Agencia Europea del Medicamento en 2014, permitirá que los promotores se beneficien en Estados Unidos de incentivos para el desarrollo de este producto hasta la aprobación de su comercialización.

En el desarrollo de este medicamento han colaborado el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), el CIBERER y el Instituto de Investigación Sanitaria-Fundación Jiménez Díaz. El CIBER es el patrocinador de este medicamento huérfano en Estados Unidos. Esta es la primera designación que obtiene por parte de la FDA.

Este medicamento huérfano es un vector lentiviral que permite mediante terapia génica la corrección genética de las células madre hematopoyéticas de pacientes con deficiencia en piruvato quinasa. Estas células madre hematopoyéticas obtenidas del paciente y, una vez corregido su defecto genético, se reinfunden de nuevo en el paciente, con el objetivo de corregir la anemia, así como el resto de los síntomas de la enfermedad. Además, la corrección es duradera y definitiva, pudiéndose considerar curado de su enfermedad genética.

Estrategias similares se han llevado a cabo con éxito en otras enfermedades genéticas, tales como algunas inmunodeficiencias primarias. Los vectores lentivirales, como el ahora declarado como medicamento huérfano en Estados Unidos, son más seguros y eficaces que los vectores utilizados en los ensayos iniciales de terapia génica.

Los trabajos desarrollados para la declaración del medicamento huérfano para el tratamientos de la deficiencia en piruvato quinasa han sido dirigidos por el doctor José Carlos Segovia, Jefe de la Unidad de Diferenciación y Citometría, en la División de Terapias Innovadoras en el sistema hematopoyético del CIEMAT- U710 CIBERER y la Unidad Mixta de Terapias Avanzadas del IIS-FJD, y realizados por las doctoras María García Gómez y Susana Navarro, también pertenecientes a la misma unidad. El proyecto ha sido financiado por diferentes instituciones, como la Comisión Europea (7º Programa Marco), el Ministerio de Economía y Competitividad (Programas Nacionales de Investigación), el Instituto de Salud Carlos III (Programa de Redes temáticas de Investigación Corporativa y CIBERER), la Fundación Botín y el Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz.

Sobre la deficiencia en piruvato quinasa

La deficiencia en piruvato quinasa es una anemia hemolítica congénita con una prevalencia estimada en 1/20.000 en la población general blanca. Clínicamente, los pacientes con esta enfermedad rara están afectados de una hemólisis crónica de grado altamente variable, desde una hemólisis compensada completa sin anemia aparente  o una hemólisis moderada con exacerbación durante infección hasta una grave ictericia neonatal, anemia fatal al nacimiento o hemólisis crónica grave dependiente de transfusión. Otros hallazgos comunes son una esplenomegalia, un icterus crónico o cálculos biliares.