El estudio de la hipoglicosilación puede ayudar a entender situaciones complejas de trombofilia

CIBERER | lunes, 26 de septiembre de 2016

Investigadores de la U765 que lidera el Dr. Vicente Vicente en el Hospital Universitario Morales Meseguer de Murcia han coordinado una investigación en la que se concluye que los trastornos de glicosilación, subestimados hasta el momento, deben ser considerados como un nuevo mecanismo responsable de trombofilia.

La enfermedad tromboembólica es la principal causa de morbimortalidad de nuestros días. Conocer los factores de riesgo que la desencadenan es uno de los principales objetivos hacia donde se encaminan numerosos estudios científicos en todo el mundo. Ya es conocido que la deficiencia de antitrombina, el principal anticoagulante endógeno del organismo, es el factor trombofílico más potente. Dicha deficiencia es causada principalmente por mutaciones en el gen SERPINC1. Sin embargo, hasta un 25% de casos con deficiencia congénita no tienen ni mutaciones ni deleciones en este gen. El análisis de estos pacientes puede ayudar a la identificación de nuevos defectos trombofílicos.

En este trabajo publicado en Journal of thrombosis and haemostasis, los investigadores han identificado que una deficiente N-glicosilación, que implica una falta de azúcares en la proteína que impide que haga correctamente su función, es responsable de una elevada proporción de casos con deficiencia de antitrombina sin mutaciones en el gen SERPINC1. Alteraciones recesivas o perfiles genéticos, y combinaciones transitorias de un factor genético y uno adquirido (como el consumo de alcohol) implicados en la ruta de N-glicosilación provocan deficiencia permanente o transitoria de antitrombina con su consiguiente riesgo trombótico.

Los investigadores estudiaron a 30 afectados con trombosis, deficiencia de antitrombina y sin alteraciones moleculares en SERPINC1. Ocho de esos pacientes mostraban un trastorno de glicosilación de la antitrombina. Además, todos ellos tenían alteraciones en uno de los genes implicados en la glicosilación de las proteínas.

Como señala el Dr. Javier Corral, investigador de la U765 y autor de correspondencia de este trabajo, "estos hallazgos suponen un cambio del concepto de trombofilia, pues se plantea un estado trombofílico por anomalía de la antitrombina transitorio que tiene un carácter hereditario, sin ser el gen de la antitrombina el responsable sino otros genes, en este caso uno de los responsables de la glicosilación proteica. Además, el riesgo de trombosis está modulado a su vez por factores ambientales como el alcohol o la fiebre, como también hemos demostrado previamente".

El Dr. Vicente, por su parte, indica que "la hipoglicosilación es una anomalía habitualmente no investigada hasta ahora en las situaciones de tendencia trombótica, con lo cual es una realidad infraestimada, y su estudio ayudará a desvelar situaciones complejas de trombofilia".

Artículo de referencia:

Hypoglycosylation is a common finding in antithrombin deficiency in the absence of a SERPINC1 gene defect. M. E. de la Morena-Barrio, I. Martínez-Martínez, C. de Cos, E. Wypasek, V. Roldán, A. Undas, M. van Scherpenzeel, D. J. Lefeber, M. Toderici, T. Sevivas, F. España, J. Jaeken, J. Corral, V. Vicente. Journal of thrombosis and haemostasis. DOI: 10.1111/jth.13372