Avanzan en la investigación de nuevas terapias para la distrofia muscular por déficit de colágeno VI

Arístides López.
CIBER | martes, 30 de noviembre de 2021

Cecilia Jiménez, investigadora de la U703 CIBERER en el Institut de Recerca Sant Joan de Déu (IRSJD), lidera un proyecto de búsqueda de nuevas terapias basadas en la edición génica con CRISPR-Cas9 para la distrofia muscular por déficit de colágeno VI. Este equipo investigador ha logrado recuperar la producción normal de la proteína deficiente en esta enfermedad rara en células de pacientes en cultivo.

El proyecto acaba de recibir una donación de la Fundación Noelia. Esta organización de afectados ha ganado recientemente el premio VI “Brindis Solidario” de Bodegas Protos y destinará todo lo recaudado para la investigación de la U703 CIBERER.

Sobre las distrofias musculares congénitas

Las distrofias musculares congénitas son un conjunto de enfermedades que se caracterizan por problemas articulares, degeneración muscular, necesidad de respiración asistida desde edades muy tempranas y una esperanza de vida reducida debido a infecciones respiratorias asociadas. Existe una gran variedad en cuanto a su gravedad y sintomatología y se pueden clasificar en diferentes tipos, pero en los casos más severos se aprecian sus devastadores efectos desde momentos muy tempranos en la infancia.

Actualmente, no hay una cura ni tratamiento efectivo para ellas. Son enfermedades clasificadas como raras o muy raras, lo cual dificulta aún más tanto su diagnóstico como la investigación en posibles terapias alternativas.

Investigación sobre la distrofia muscular por déficit de colágeno VI

El grupo de la U703 CIBERER en el IRSJD que lidera Cecilia Jiménez trabaja desde 2010 en la investigación de la distrofia muscular por déficit de colágeno VI. Una enfermedad que afecta el colágeno VI, una proteína estructural que se encuentra en la matriz extracelular del músculo esquelético y otros tejidos como la piel, tendones y ligamentos proporcionando la forma, dotando de fuerza y flexibilidad a los tejidos.

Sin embargo, determinadas mutaciones de carácter dominante en el gen que codifica para la subunidad alfa del colágeno 6, llamado gen COL6A1, hacen que la proteína colágeno 6 no adopte la conformación correcta y no funcione adecuadamente dando lugar a este tipo de distrofia. De hecho, aunque los pacientes tengan una copia del gen normal, los efectos de la copia del gen mutante son los que predominan y provocan la enfermedad ya que son mutaciones de carácter dominante.

El proyecto de edición génica con CRISPR-Cas9

Este grupo desarrolla el proyecto “Historia Natural, Diagnóstico y Tratamiento de les Distrofias Musculares Congénitas por déficit de colágeno VI: CRISPR-Cas9”. Arístides López, investigador de este grupo, destaca que “el objetivo del proyecto es curar la enfermedad mediante la técnica CRISPR-Cas9, además de investigar sobre herramientas diagnósticas y pronosticas. Gracias a la técnica CRISPR-Cas9 podemos editar la copia mutada del gen COL6A1 y revertir el efecto nocivo que da lugar a la enfermedad”.

El equipo investigador está aplicando esta técnica con dos aproximaciones diferentes, en paralelo e independientemente. Por una parte, busca corregir la copia mutada del gen y recuperar la secuencia original del gen COL6A1. A su vez, mediante la misma técnica, intenta eliminar específicamente la copia mutada del gen COL6A1 de tal forma que solo quede la variante original y correcta.

Actualmente, estamos probando la técnica CRISPR-Cas9 en células de pacientes en cultivo, para más adelante hacerlo en un modelo de ratón con la misma mutación, y por último, si todo va bien, llevarlo a cabo en los pacientes”, concluye el investigador.

La implicación de la Fundación Noelia en la investigación

Desde 2015 la Fundación Noelia promueve distintos proyectos de investigación tanto en España como en Estados Unidos, entre los cuales se encuentra el proyecto “Historia Natural, Diagnóstico y Tratamiento de les Distrofias Musculares Congénitas por déficit de colágeno VI: CRISPR-Cas9” de Cecilia Jiménez y Andrés Nascimento, investigadores de la U703 CIBERER en el IRSJD.